Una de las cosas que más me gustó cuando estuve en Princes Risborough School fue el uso de las “mini-white boards”, no sólo por el entusiasmo que supuso para los alumnos introducir esa novedad, sino por la efectividad que tuvo para que todos participaran y lo rápido que nos ofrece una visión general de quién ha comprendido bien lo trabajado y quién necesita practicar más.

Pues bien, siempre denunciamos la falta de medios, así que me he fabricado unas muy cuquis ¡por menos de 1€ por alumno!

image

Es tan sencillo como comprar cartulinas del tamaño que queramos, forro adhesivo y rotuladores para pintar sobre ellas. Es cierto que se borra peor que una pizarra de plástico, pero con un poquito de alcohol quedan como nuevas.

Además, al elegir los colores que queramos podemos asignar a cada alumno (según el color de la pizarra) un papel diferente y trabajar colaborativamente.

Espero que os guste :).

PD: También se pueden usar fundas de folios de plástico y meter el papel de color dentro. Te ahorras el tiempo de forrado. (¡Qué aburrido! ¡Con lo bien que me lo paso yo haciendo estas cosas!)

Anuncios