photo_2017-02-22_22-02-12

Os traigo un jueguecillo que se me ha ocurrido para que los alumnos sepan reconocer cuando dos monomios son semejantes (además de hacerles verbalizar una y otra vez que son aquellos con la misma parte literal).

Se trata de fabricarse su propio juego “Memory”, que consiste en elaborar una serie de tarjetas donde vienen representados diferentes monomios. Se colocan todas las cartas boca abajo y para conseguir una pareja, deberán encontrar dos monomios semejantes. Gana quien consiga emparejar más tarjetas.

Las instrucciones que debían seguir mis alumnos eran:

  • Tarjetas sobre papel o cartulina de color blanco
  • Al menos 16 tarjetas (8 parejas de monomios semejantes)
  • Todas las tarjetas del mismo tamaño
  • Deben forrar o plastificar las tarjetas

Los resultados son tan chulis como éstos:

Los alumnos se divierten jugando y les ha quedado muy claro el concepto de términos semejantes.

¡Es hora de agruparlos!

EXTRA: Aprovechando las tarjetas, las he utilizado para generar aleatoriamente operaciones combinadas con polonomios, por ejemplo, con “masilla adhesiva” (o chicle para la pizarra como me gusta llamarlo a mí) se pueden pegar las tarjetas en la pizarra y escribir los símbolos de las operaciones).

Espero que os haya gustado.

Anuncios