¡Ay que horror! Qué de cuadernos que hemos ido revisando por encima pero que ahora nos toca calificar de alguna manera… y justo esta mañana he visto un vídeo donde un profesor compartía su método para evitar estas montañas de cuadernos..

Como veis a través de una rúbrica sencilla, clara y muy completa permite que los alumnos se autoevalúen y heteroevalúen, ahorrándonos este esfuerzo e involucrando más a los verdaderos protagonistas del aprendizaje, el alumnado.

Aquí viene todo detallado: Rúbrica de cuaderno sencilla

Podéis descargar el material de ejemplo en esa página y yo quisiera ponerlo en práctica para la próxima evaluación ya que he de confesar que no tengo un registro con todas las actividades que debe tener un “cuaderno de 10”, aunque sí que voy a pedir a los alumnos que cumplimenten un cuestionario (en Microsoft Forms) de la rúbrica del cuaderno que tenía preparada.

Formulario de autoevaluación para duplicar.

Formulario de coevaluación para duplicar.

Anuncios