¡Hola de nuevo! Vuelvo cuando puedo en este comienzo caótico de curso con una actividad sacada del blog Mathsforeverything cuyo descubrimiento me emociona y abruma en igualdad de término ¡¿de dónde sacáis los profes tanto tiempo para hacer cosas tan molonas?!

Esta actividad persigue mejorar la cohesión de la clase, haciendo ver la necesidad de cohesión en el trabajo cooperativo para que todo fluya de la mejor manera posible y superemos con más facilidad el reto.

La actividad consiste en construir un triángulo de Tartaglia con vasos de plástico numerados con ayuda de un “capturador” formado con hilos atados a una cuerda elástica. Puedes ver las instrucciones detalladas aquí: Reto tartagliano

Una vez realizada la actividad conviene comentar cómo los grupos en los que más comunicación había eran más eficientes, y todos los problemas que tenían el resto.

Y aprovechando el buen rato podemos dedicar un rato a comentar alguna de las propiedades de este curioso triángulo.

Anuncios